#Arg: Conoce el Lujoso y Costoso centro Espiritual New Age Adventista | Red LibreMentes

#Arg: Conoce el Lujoso y Costoso centro Espiritual New Age Adventista

 

 

 

 

 

 

 

 

28-09-2016

Hace pocos días la organización coercitiva Adventista fue allanada por las fuerzas policías para comprobar un contrabando millonario en productor electrónicos, gran sorpresa se encontró la justicia cuando encontró contenedores con residuos patológicos provenientes de los Estados Unidos.

La organización aprovecho su inscripción como culto para evadir controles, impuestos y delinquir, poniendo en riesgo la salud de la población.

Desde hace mucho hablamos de cómo este tipo de organizaciones coercitivas captan y someten a gente vulnerable para quitarle su dinero, bienes y explotarlos laboralmente, pero poco se habla de cómo lavan ese dinero sucio.

Los adventistas tienen negocios inmobiliarios, sanatorios, colegios, empresas de galletitas (Granix), Universidades, pero el negocio más llamativo es un lujoso y costoso “CENTRO ESPIRITUAL” Ubicado en la provincia de Entre Ríos de tipo New Age, donde la #secta promete curar la ansiedad, depresión, sobrepeso, tabaquismo, alcoholismo, además ofrecen terapias de pareja, terapias de familia, según ellos el lugar donde encontraras “Esperanza”.

 

 

 

Pero por supuesto,  el camino del señor nada es gratis,  para acceder a todo esto y encontrar “La Esperanza” la organización cobra suculentas sumas que van desde los $17.800 hasta los $117.550, las tarifas expresadas se encuentran en su sitio web oficial

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Es muy evidente el accionar de esta organización que utiliza la fachada de “culto” para aprovecharse de personas vulnerables a las cuales les quitan su dinero que va a parar a distintos emprendimientos privados, entre ellos algunos que son utilizados de pantalla para lavar el dinero que obtienen de forma ilícita. 

 

Otra cuestión es las pseudo terapias utilizadas en estos centros y las quejas de muchos visitantes que denuncian la falta de profesionales de la salud para dichas terapias, tal como anuncia la organización.

 

tarifas-adventistas-3

 

 

 

HISTORIA DE LA ORGANIZACIÓN ADVENTISTA

– El fundador: William Miller (1782-1849)

Nació en Pittsfield (Massachusetts – USA), de familia pobre y poco religiosa, el mayor de 16 hermanos. En su juventud frecuentó ambientes masónicos y leyó autores iluministas como Voltaire y Hume. Cuando la guerra anglo-americana de 1812 se enroló como “no creyente”.

A los 35 años se convirtió a la fe bautista y se dedicó fervorosamente al estudio de la Biblia, especialmente los libros de Daniel y el Apocalipsis. De este modo llegó al convencimiento personal de que el regreso de Cristo debería concretarse en 1843.

En 1831 la iglesia Bautista lo reconoció como predicador itinerante. En este apostolado Miller obtuvo una respuesta notable entre los fieles, su grupo dentro de la Iglesia Bautista llegó a tener 200 predicadores.

En 1833 publicó su tratado “Pruebas deducidas de la Escritura y de la historia sobre el retorno de Cristo en 1843 y su personal reino milenario”. En 1840 fundó la revista “Signos de los tiempos”.

A partir de este momento se dedicará casi exclusivamente a “preparar” la que él creía era la segunda venida de Cristo. De este modo, entre 1842 y 1843 realizó más de ciento veinte reuniones que agruparon a cerca de medio millón de oyentes. Lo particular de su doctrina, su dedicación casi exclusiva a predicar sus propias ideas hacen que finalmente sea excomulgado, junto con un grupo de sus seguidores más fieles, por la iglesia Bautista en 1845. De aquí que algunos consideren esta fecha como el nacimiento del adventismo.

Es así como profetiza la segunda venida de Cristo, que según su convicción debería tener lugar el 21 de marzo de 1843. Con este propósito incita a sus seguidores a llevar una vida penitente que prepara los corazones para el encuentro con Cristo; de esta manera debían abandonar las ciudades, dejar sus posesiones materiales, dedicarse al ayuno y la oración.

Miller reunirá a sus seguidores para esperar juntos a Cristo la noche del 20 al 21 de marzo, acontecimiento que obviamente no ocurrió. Esto no fue obstáculo para que, tras justificar el fallo, renovara las predicciones para el 21 de marzo de 1844, luego para el 18 de abril de 1844, y finalmente para el 22 de octubre de 1844. El último fiasco puso al grupo en una crisis que lo llevó al borde de la disolución.

En cada ocasión los adeptos se desprendían de todos sus bienes, los entregaban al grupo, y se vestían con túnicas blancas para aguardar la venida de Cristo.

Para realizar estos vaticinios tomaba como punto de partida la profecía de Dn 8,14, en la cual creyó encontrar el anuncio de la fecha del fin del mundo: interpretó los 2.300 días como años, a contar a partir del año 457 a.C. fecha que establece de modo arbitrario como el año del regreso de Esdras a Jerusalén.

Téngase en cuenta que años después, otro fiel adventista, Charles Russel, el fundador de los Testigos de Jehová, se asentaría en la misma Porfecía de Daniel para profetizar que Armagedón tendría lugar en 1914.

La última de las crisis, la del 23 de octubre 1844, se salvó a partir de los afirmaciones de uno de los adeptos de la secta (Hiram Edson) quien afirmó haber tenido una visión según la cual Cristo llegaba a un altar en el cielo. De allí dedujeron que la profecía sobre la segunda venida de Cristo era cierta, aunque errado el lugar, Cristo no venía a la tierra, sino que entraba en el Templo del Cielo.

Pero los dos fracasos no aplacaron el fervor apocalíptico, oficialmente hubo dos anuncios más del Fin del Mundo, en 1854 y 1873.

Posteriormente distintos grupos se han desprendido del adventismo para anunciar una nueva fecha.

Tras la revelación de Edson, un amigo de Miller, Charles Fitch, estableció que todas las iglesias protestantes y la católica eran Babilonia la grande.

Luego vendría Hellen White, la gran reformadora, y con ella un vendaval de renovación y estructuración definitiva de la Iglesia Adventista.

Algunos historiadores afirman que en sus últimos años Miller trató de oponerse a algunos de los oráculos de la Sra. White y combatió su interpretación de la entrada de Jesús en el santuario, pero no tuvo seguidores. La Sra. White se había convertido en el jefe indiscutible.

 

 

  • – La re-fundadora: Ellen Gould Harmon White (1827-1915) Segundo Juan Bautista

    Hellen White fue una mujer de origen metodista, que ingresa en esta historia con escasos 19 años. Por ser un personaje de relevancia en la historia de los movimientos religiosos sectarios de los Estados Unidos ha sido objeto de numerosos estudios, algunos de ellos, de tipo psiquiátrico, según los cuales padecía desde pequeña una enfermedad mental consecuencia de un golpe recibido en la cabeza a los 9 años, y que tendría relación con la epilepsia. Este podría ser el origen real de sus estados alterados de conciencia y sus frecuentes visiones.

    A los 13 años entró en contacto por primera vez con el adventismo al asistir a un ciclo de conferencias de Miller en Portland. A partir de allí crecerá su identificación con el grupo.

    Finalmente, en diciembre de 1844, dos meses después del fracaso de Miller y en plena crisis del grupo, anuncia que ha tenido una visión que le dio a comprender “la importancia de lo sucedido el 22 de octubre”.

    A partir de entonces todo el grupo comenzará a girar en torno a su figura. En 1846 se casó con el predicador adventista James White. A ella se debe la denominación actual del grupo: Adventistas del Séptimo Día (Seventh-Day Adventists).

    En general, muchos consideran a Hellen White como la fundadora de los Adventistas, aunque en estricta verdad se debe reconocer que ella es una seguidora de Miller. Indudablemente le cabe el privilegio de ser la gran organizadora del grupo.

    En 1863 estableció una autoridad central: la Conferencia General; y durante 50 años gobernó el movimiento con firmeza a través de edictos incontestables que se fundaban en las revelaciones que decía recibir.

    En 1865, con la salud debilitada por los continuos enfrentamientos con grupos disidentes, su marido James debe abandonar toda actividad.

    A partir de aquí Ellen definirá un programa de vida para contribuir a la salud física de los que ella denomina “justos”. Aquí nace toda una línea de trabajo propia del adventismo: su preocupación por las terapias de salud, especialmente en lo que see refiere al moderno stress. Es así como en 1866 abrió su “Instituto para la reforma sanitaria”, el comienzo de una cadena de hospitales, en uno de los cuales murió su esposo James en 1881.

    Hellen murió en Santa Elena (California), el 16 de julio de 1915, luego de haber recorrido con su predicación Europa, Australia y América.

    Sus escritos en los primeros años fueron tratado como inspirados, lo que llevó a muchos investigadores a considerarlos para el grupo tan “canónicos” como la Biblia. Hoy, la Iglesia Adventista asegura que nunca han sido considerados de la misma categoría que los escritos bíblicos, aunque se les sigue dando un valor especialísimo, la luz que permite interpretar y ver adecuadamente las verdades contenidas en la Biblia.

    Esta autoridad de los escritos de White es fruto de sus propias afirmaciones a partir de las supuestas “visiones”, así como de las expresiones de la Conferencia General Adventista. Escribió numerosos libros de “revelaciones”; de entre ellos “El Conflicto de los Siglos” es considerada su obra de mayor importancia, otros títulos son: “Testificaciones”, “Experiencias y visiones”, “Luces y tinieblas”, “Sobre las huellas del gran médico”, Jesucristo y la Segunda Venida”, “Los hechos de los Apóstoles”, “Patriarcas y profetas”, “Rayos de Santidad”, “El camino hacia Cristo”, “Vida y acción” (autobiografía).

    Ellen White no sólo es considerada la re-fundadora por haber conducido al grupo a la superación de la crisis generada en 1844 y ser su gran organizadora, sino también porque es la autora del actual armazón doctrinal de los adventistas:

  • Negación de la inmortalidad del alma. Los impíos no reciben un castigo de ultratumba, sino que serán pura y simplemente aniquilados.
  • Identificación de la Iglesia Católica con la Gran Ramera del Apocalipsis.
  • Califica tanto a la Iglesia Católica como a las Iglesias protestantes de “sectas” que han perdido su pureza original.
  • El gobierno de los Estados Unidos es la segunda bestia del Apocalipsis.
  • Imposición de un sistema de alimentación pretendidamente inspirado en las prescripciones del Libro del Levítico, es decir, de inspiración claramente judaizante. De hecho, son considerados por algunos especialistas como el primer grupo de origen cristiano que aplica una dieta distintiva bajo precepto religioso. Los dirigentes, en general, tienden a practicar dietas vegetarianas.
  • Cristo no habría realizado la expiación de los pecados en la Cruz, sino que habría esperado hasta 1844 para entrar en el “santuario del cielo” consumando la expiación. La doctrina sobre la expiación es confusa en algunos puntos, llegando a afirmar que en realidad la víctima de la expiación no fue Cristo sino Satanás.
  • Creencia en tesis pseudo-científicas como el vitalismo.
  • Consideración de la observancia del precepto dominical de los cristianos como “la marca de la Bestia”, trasladando el precepto al sábado. La observancia del domingo es lo que interpretan como el “pecado imperdonable” de Mt 12,32 y Hb 6,4. Estas afirmaciones obedecen a una revelación que habría recibido hacía tiempo Joseph Bates, pero que sólo tuvo repercusión a partir de que el esposo de Ellen, James White, apoya este punto de vista en 1868. Esta observancia rigurosísima del sábado (llegan incluso a abandonar su trabajo si requiere que trabajen en ese día) es lo que les ha valido en algunas regiones la denominación de “sabatistas”.
  • Exigencia de importantes contribuciones económicas de parte de los adeptos: deben entregar un diezmo (que cuando trabajan en una empresa adventista les es descontado directamente del sueldo), al que se “recomienda” agregar un segundo diezmo para sostenimiento de las misiones, y al que también pueden agregar ofrendas diversas.

    2. Escándalos públicos

    Contrariamente a lo que podría esperarse por ser un grupo que rechaza muchos elementos que son distintivos y muy arraigados en la cultura de los cristianos, la Iglesia Adventista no llamará tanto la atención por sus “peculiaridades doctrinales”. De hecho, muchos ignoran que los puntos más llamativos de la teología de los Testigos de Jehová son en realidad tomados del adventismo.

    En cambio, la Iglesia Adventista sí ha llamado la atención por los reiterados escándalos públicos en los que se ha visto envuelta.

    No sólo se ha tratado de problemas surgidos a partir de la malversación de los bienes materiales y dinero de los adeptos. También ha sido, desde fines del siglo pasado, objeto de estudio preferido para los especialistas en técnicas de manipulación.

    Son numerosos los estudios de tipo psiquiátrico y médico acerca de las técnicas de captación y persuasión utilizados por los adventistas.

    Entre los hechos más resonantes en los últimos tiempos, podemos enumerar:

  • Apelación a la implementación de actividades masivas bajo las que se esconde la propaganda del grupo con el propósito de captar adeptos. Un recurso muy utilizado, especialmente en Latinoamérica, han sido los famosos “cursos para dejar de fumar en 5 días”, que suelen terminar con un largo discurso religioso que no tienen nada que ver con la problemática del fumador.
  • Obligatoriedad de contribuir con cuotas económicas considerables para pertenecer a la secta.
  • La existencia de un patrimonio institucional de 5.500 millones de dólares, acompañado de rentables negocios paralelos.
  • La permanente creación de negocios en los que los adeptos son “invitados” a depositar su dinero. En este punto particular alcanzó una gran repercusión el denominado Escándalo Davenport: un dirigente de la iglesia, Donald Davenport, organizó una empresa que captaba fondos a partir de los fieles. Prometiendo entregar intereses muy altos por el dinero, los dirigentes adventistas aportaban fondos que recaudaban entre sus feligreses; pero la empresa terminó en quiebra, presuntamente fraudulenta, dejando en la ruina a todos los fieles que habían confiado sus ahorros a sus pastores. A raiz de esto, varios pastores adventistas fueron acusados de fraude en los tribunales del estado de Oregon, USA.
  • Reiterados intentos de infiltración en entidades supra-eclesiales o ecuménicas con el propósito de aparecer como una iglesia más. Esto obedece a un sostenido esfuerzo que vienen realizando desde hace varias décadas, por distinguirse de los nuevos movimientos religiosos y ser asimilados a las iglesias históricas de la Reforma.
  • La permanente creación de organismos y publicaciones paralelas que dicen no estar vinculadas con la Iglesia Adventista y que defienden a la secta de ataques externos. Por ejemplo: la revista “Conciencia y Libertad” que dice depender de una Asociación para la Defensa de la Libertad Religiosa.
  • La permanente implementación de técnicas de “lavado de cerebro” o persuasión coercitiva. Las acusaciones más importantes registradass en los últimos años se refieren a los denominados “campamentos de supervivencia” que organiza el grupo en España.Estos “cursillos de supervivencia” son formalmente presentados como una “preparación para la crisis final, la hora en que empezará la persecución del pueblo de Dios”. En su desarrollo es obligación de cada uno de los participantes entrenarse para sobrevivir en esta supuesta crisis final; con este propósito se organizan los cursillo y el denominado “club de conquistadores” (asociación para niños de 7 a 14 años en la que se les enseñan técnicas de supervivencia). Incluso publican un libro titulado “Preparación para la crisis final”.
  • Presunta manipulación de jóvenes en campamentos.

    3. Doctrina

    Básicamente adoptan la doctrina de las iglesias de la Reforma Protestante, aunque viciada en casi todos sus aspectos. ´Prácticamente no existe diferencia esencial entre la teología de los Adventistad del Séptimo y la de los Testigos de Jehová´ afirma César Vidal Manzanares en su Diccionario de Sectas y Ocultismo.

    – Dios

    Afirman la existencia de Dios, Uno y Trino, creador y gobernador del mundo. Afirman el carácter personal del Espíritu Santo, y le dan el título de “Vicario de Cristo” en la tierra.

    La descripción que realizan en el site de la Iglesia Adventista de Florida (Pcia. de Buenos Aires, Argentina) es perfectamente compatible con las afirmacions de fe de cualquier confesión cristiana:

    “Hay un sólo Dios: Padre, Hijo, y Espíritu Santo, una unidad de tres Personas co-eternales. Dios es inmortal, todopoderoso, omnisapiente, sobre todo, y omnipresente. Él es infinito y está mas allá de toda comprensión humana, pero es conocido por Su auto-revelación. Él es siempre digno de alabanza, adoración, y servicio por toda la creación.

  • “Aunque otras religiones incluyen una “trinidad” en sus panteones, sólo el cristianismo se destaca por una creencia general en un Dios trino, un verdadero Dios viviente (Deut. 6: 4), que existe en una unidad de tres Personas distintas, coeternas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Las Personas divinas en esta Deidad triuna son inmortales, omnipotentes y omnisapientes.
  • “La Deidad es infinita y está más allá de toda comprensión humana. Sin embargo se la puede conocer hasta donde ha decidido revelarse. Los miembros de la Divinidad se han revelado a sí mismos por medio de las obras de sus manos manifestadas en la naturaleza, en circunstancias providenciales, en la Palabra escrita: la Biblia, y en la Palabra viviente, Jesucristo. Las Escrituras enseñan que el Dios único existe como tres personas distintas, la Trinidad”.
  • Organización

    En los comienzos de grupo, se trataba solamente de personas procedentes de diversas confesiones aglutinadas por la fe común en el inminente retorno de Cristo. Pero con el transcurso de los años y los acontecimiento, al ser marginados de sus distintos grupos de origen, se constituyen en grupo autónomo en 1853.

    En 1863, bajo la conducción de Hellen White se realizó una conferencia general cerca de la ciudad de Michigan, donde se constituyó formalmente la “Comunidad Adventista del Séptimo Día”. Desde entonces están dirigidos por una Conferencia General, cuyo presidente y junta directiva son elegidos cada 5 años. A nivel de cada comunidad existe una Junta de la Iglesia dirigida por los ancianos.

    La concepción de la estructura es de tipo congregacionalista, por lo que cada comunidad tiene gran autonomía, si bien las congregaciones radicadas en cada país están confederadas y reciben cierto grado de cohesión de la “Conferencia Nacional”

    La formación de los pastores exige en promedio 6 años, al cabo de los cuales se les imponen las manos y se les asigna una comunidad.

    Los “ancianos”, son los dirigentes elegios por la comunidad entre los miembros de mayor categoría o antigüedad, mientras que “pastores” son aquellos que acceden a la conducción a través de sus estudios.

    Los fieles, luego de aceptar el “espíritu de profecía” manifestado en Hellen White, asumen varios compromisos:

  • Asistencia al culto sabático y práctica del descanso sabático.
  • Indisolubilidad del matrimonio.
  • Abstención de alchohol, tabaco, drogas, consumo excesivo de carne.
  • Obligación de defender la naturaleza y el pacifismo. En general son objetores de conciencia.

    A partir de sus convicciones, el grupo mantiene una serie de actividades muy especiales, algunas de ellas, ligada particular y directamente a sus preocupaciones por la salud y la educación; otras referidas a su particular estilo de proselitismo.

    Es preciso señalar que en la mayoría de los casos todas estas actividades son abiertas a fieles y ajenos, pero siempre requiriendo que quienes quieran participar acepten adaptarse a las normas de vida de los adventistas. En muchos casos, han mostrado ser un eficaz medio de captación.

    – Ligadas a la salud:
    Quizás el origen de esta preocupación deba ponerse en relación con las enfermedades que sufriera en su momento el esposo de H. White.

    Lo cierto es que hoy los Adventistas han desarrollado una extensa red de hospitales, perfectamente equipados; y un sistema especial de salud denominado reforma sanitaria, basado en el régimen de alimentos puros e impuros, preferentemente vegetariano, terapia física, régimen higiénico… Esto los ha hecho populares en el ámbito de las terapias de tratamiento de stress y muy cercanos a los grupos new age que practican terapias alternativas.

    También son muy conocidos por la producción de alimentos de corte naturista como son jugos sin fermentar y productos fabricados con harinas integrales.

    También pueden inscribirse aquí los cursos de todo tipo, para dejar de fumar, curar el estrés, la adicción a drogas o alcohol, etc.

    – Ligadas a la educación:
    Han desarrollado también una interesante red de instituciones educativas, que brindan educación formal no sólo a sus fieles sino también a quien lo desee; si bien la actividad catequística y la exigencia del respeto de las particulares normas de vida adventista no son dispensadas en ningún caso.

    En este sentido, son propietarios de más de 4.500 escuelas elementales, cientos de escuelas superiores y algunas universidades, distribuidas por todo el mundo. A esto deben sumarse cursillos de distintos tipos.

    – Proselitistas:
    Despliegan una incesante acción misionera en hospitales y escuelas (aún cuando se trate de instituciones confesionales pertenecientes a otros cultos).

    A esto se suman las “escuelas sabáticas”, los distintos cursos presenciales y por correspondencia, y cientos de publicaciones que abarcan folletos, revistas y libros de todo tipo.

    También son propietarios de algunas emisoras de radio.

    6. Situación actual

    Desde hace varios años realizan numerosos esfuerzos tendientes a mejorar su imagen externa, con el propósito aparente de lograr ser encuadrados dentro de las iglesias protestantes clásicas, aunque mantienen una estructura y predicación internas claramente sectarias.

    De este modo, prantican un doble discurso que se puede verificar a través del cotejo del material elaborado para la propaganda y el elaborado para el adoctrinamiento interno. “Los adventistas no han cambiado sus doctrinas ni su visión, sólo han variado su táctica” (César Vidal Manzanares, El Infierno de las Sectas).

    Sobre estas maniobras se han escrito diversas obras. Por ejemplo:

  • Van Baalen, Christianity versus the cults (1957)
  • Crosbie, G. L. Seventh-Day Adventism in New Zealand and Australia (1958)
  • Rea, Walter La mentira White y la Iglesia de Cristal (1980) y Seventh-Day Adventists answer questions on doctrine(1957)

    En los últimos años, tanto en EEUU, como en Canadá, Australia y España han sufrido numerosas divisiones y han perdido miembros. Sólo en España han sufrido al menos 6 cismas.

    Actualmente son menos agresivos respecto del catolicismo. El principal tema de predicación se está desplanzado suavemente de la observancia sabática (que los hizo muy conocidos en otro tiempo) y la inminente venida de Cristo, a la observancia del Evangelio en términos más genéricos (al menos en su predicación exterior).

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Julio César dice:

    La ley anti sectas ,incluye a La Iglesia Católica ? Su “red” de pedofilia mundial con el encubrimiento de su jerarquía debería ser denunciada y apuntar a la Separación Total entre la Iglesia y el Estado…( Los Legionarios de Cristo de Jose Martinez de Velazco, Secretos Sagrados de Mauro Szeta, Benedicto XVI luz del mundo de Peter Seewald capitulos 2 y 3 Nuestra Santa Madre de Olga Wornat, película ganadora del Oscar Spotlight)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: