#Arg: #Secta Japonesa Soka Gakkai fue declarada de interés educativo por el Ministerio de Educación de la Nación. | Red LibreMentes

#Arg: #Secta Japonesa Soka Gakkai fue declarada de interés educativo por el Ministerio de Educación de la Nación.

 

 

 

 

 

 

 

 

18 de Julio del año 2016 – Buenos Aires – Argentina.

 

El ministerio de Educación de la República Argentina declaro de interés cultural la “muestra cultural”  de la organización coercitiva #secta Japonesa Soka Gakkai, la cual es promocionada de la siguiente forma:

Soka Gakkai promueve  la educación para el desarrollo sostenible y los principios de la Carta de la Tierra con el énfasis en que la sostenibilidad no consiste solamente en proteger el medio ambiente, sino que está estrechamente conectada a la justicia social y la paz.

 

Este tipo de organizaciones suelen camuflar sus actividades, detrás de supuestas actividades humanitarias y a favor de la no violencia , para lograr infiltrarse en las instituciones de gobiernos extranjeros, un auspicio de un gobierno es un aval utilizado para blanquear su fachada y ocultar las verdaderas metas de la organización, que habitualmente suele ser la captación y sometimiento de victimas vulnerables, a las cuales le quitan parte de su dinero y explotan laboralmente.

daisaku ikeda IMG_20151128_152221689 (Large)

 

 

 

soka gakkai en adrogue

 

Estas son las “Propuestas” que realiza el líder de la organización Soka Gakkai para nuestra humanidad:

 

080102_80th_bday

El presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, ha venido publicando anualmente propuestas en las que analiza diversos temas que enfrenta la sociedad global desde la perspectiva de los principios básicos del budismo, con el objetivo de coadyuvar a la consolidación de la paz y la seguridad humana. En adición, ha presentado propuestas en torno a temas específicos, tales como la reforma educativa, el medio ambiente, las Naciones Unidas y la abolición nuclear. A continuación, se presentan las propuestas más recientes:

Propuestas de paz

 

SÍNTESIS DOCTRINAL DE SOKA GAKKAI

Es un grupo separado de Nichiren Shoshu, secta budista que enseña el denominado “Budismo Nichiren”.

Se trata básicamente de un grupo budista que se centra en el denominado Sutra del Loto.

Acentúa la laicicidad budista hasta el extremo de que no hay miembros monjes. Todos son laicos.

No hay separación entre religión y estado; entre lo religioso y lo cívico-político.

Tiene una disciplina casi militar. También practica un proselitismo que contradice las modalidades básicas del budismo tradicional.

Se proclama como una religión del hombre por contraposición a los cultos centrados en la divinidad.

Postula tres pilares: la fe, la práctica y el estudio.

La fe supone aceptar a Nichiren Daishonin como el verdadero Buda de la Era Mappo.

Sostienen que la esencia de su doctrina está sintetizada en el mandala del Gohonson, medallón que es objeto de veneración y culto para los fieles de SG.
Instituciones derivadas: 1964 – Se crea el Komeito, un partido político que se declaró independiente en 1970.

Base filosófica y doctrinal

 Nichiren acompañado por uno de sus discípulos orando por un pescador fallecido.

Basada en la práctica y filosofía de las enseñanzas de Nichiren, la Sōka Gakkai aboca una reforma individual e interna llamada revolución humana, con la cual, se pretende encontrar el objetivo último de esta que es un mundo pacífico y la felicidad de toda la humanidad. Esta sostiene la filosofía del Sutra del Loto de que todas las personas poseen dentro de sí la naturaleza de Buda, el potencial para alcanzar la iluminación, y que esta puede manifestarse a través de la práctica Budista establecida por Nichiren de invocar Nam myoho renge kyo frente al objeto de devoción . Basada en esta enseñanza , la Sōka Gakkai se ha dedicado a buscar establecer lo que la organización considera santidad de la vida y la dignidad de la humanidad como ideales fundamentales universales. La Sōka Gakkai no ve el Budismo como una exclusiva manera espiritual y metafísica, sino como una filosofía de vida aplicable. Esta alienta la práctica Budista como una manera para que las personas desenvuelvan su carácter, sabiduría, y fortaleza para mejorarse a sí mismos y sus circunstancias, para contribuir a la sociedad y para ayudar atraer felicidad y paz al mundo.

La organizacion coercitiva japonesa Soka Gakkai, mediante el Komeito -su partido político de ideología teocrática, tendencias antidemocráticas y que aplica métodos de persuasión coercitiva en la captación de sus adeptos-detenta cada vez más el poder político en esa nación.

Ni siquiera situándose en el contexto japonés se puede negar la condición de “maquina de influir” de la Soka Gakkai. Creada en la década de 1930, resistió al poder militar y se inspira en un budismo reformista (llamado budismo de Nichiren, reformador del siglo XIII), con el que rompió definitivamente al final de la década de 1980 bajo la dirección de Daisaku Ikeda.

Este budismo social, que en otras latitudes se calificaría de “populismo”, emplea todos los instrumentos necesarios para ejercer influencia. Su patrimonio económico y sus activos en la economía japonesa son poco conocidos aunque muy importantes, teniendo en cuenta los medios de acción con los que cuenta.

La Soka Gakkai edita un periódico de seis millones de ejemplares, el Seiko Shinbum. Ha abierto universidades no sólo en Japón, sino también en Estados Unidos y Francia (Centro Universitario de Trest). Ha logrado forjar, gracias al mecenazgo cultural, una audiencia, en Asia y en Francia, donde ha comprado y convertido en museo la casa de Víctor Hugo en el sur de Île-de-France. Organiza coloquios “mundiales” en lugares prestigiosos e invita a ciertos intelectuales que van a ponerse progresivamente al servicio de sus fines, puesto que les paga sus viajes o sus trabajos de documentación.

En 1994 creó un partido político, el Komeito (“partido por un gobierno limpio”), alrededor del confuso tema de la “tercera civilización”, que puede interpretarse como la tercera era del budismo o del Japón, tras la primera era que representan la era Meiji y la primera Constitución nipona, y la segunda era de la Constitución impuesta en 1946 por los ocupantes americanos y vigente hasta hoy.

Para el Komeito, “la nueva civilización debe consumar la armoniosa unión del espiritualismo y el materialismo, del capitalismo y el socialismo”. Esta terminología recuerda al primer programa de los fascistas italianos de 1919 o al programa nacional-socialista alemán anterior a 1932.

El partido, que se auto proclama de centro-izquierda y que los analistas califican más bien de centro-derecha por su constante apoyo a los gobiernos conservadores, se muestra muy crítico con la Constitución japonesa de noviembre de 1946.
El Komeito es la expresión política de una mezcla de elementos religiosos, patrióticos y políticos. En el plano político, promueve esencialmente el establecimiento de una “democracia budista” más parecida a una teocracia que a una genuina democracia.

Como patriota que es, critica con violencia la excesiva dependencia de Japón respecto a Estados Unidos y aboga a un acercamiento a China. No hay que deducir de esto ninguna afinidad con la doctrina marxista.
En efecto, se opondría con dureza a la extrema izquierda si ésta intentara tomar el poder. Partidario de la unificación del mundo bajo los auspicios de la Soka Gakkai, el partido se pronuncia a favor de mantener el desarme general japonés. Es hostil al mantenimiento del sistema de partidos y ha manifestado su deseo de reforzar la cámara alta y revisar la ley electoral, reforma parcialmente neutralizada en 1996 por el único gobierno japonés socialista de la posguerra.
El objetivo del Komeito, el restablecimiento de la teocracia, puede resultar a largo plazo peligroso. Fomenta sentimientos violentamente antidemocráticos que ciertos dirigentes han expresado y desarrolla métodos más bien persuasivos –se le acusa de utilizarlos para lograr adherentes-, métodos de reclutamiento masivo orientados a los segmentos sociales pobres, a quienes promete ventajas y beneficios inmediatos.
El Komeito, que despierta ciertas desconfianza en la opinión pero dispone de una clientela muy fiel, aglutinada en torno al núcleo duro de la Soka Gakkai, obedece a motivaciones muy concretas. Pertenecen a sus filas, dentro de la actual coalición conservadora, el ministro de la “Reforma constitucional” y, en la Cámara alta, el presidente de la Comisión de las leyes. La reforma política que lleva tanto tiempo preconizando está en marcha.

Dentro de este contexto no puede dejar de llamarnos la atención el encontrar y recién tomar conocimiento de la noticia publicada el 2004 en internet que da cuenta de los vínculos que la lideresa política peruana Lourdes Flores Nano tiene con este grupo sectario. Resulta interesante sacar a la luz la oscura “larga amistad” forjada entre la Soka Gakkai y el Perú y lo que es más sorprendente: la otorgación de la Orden del Sol en el grado de Gran Cruz en el año de 1984 al líder de la secta japonesa Daisaku Ikeda.

La siguiente es una tabla publicada en el libro “Sectas, democracia y mundalización” de Anne Fournier y Catherine Picard, que demuestra que la poderos secta Soka Gakkai tiene el segundo lugar en montos de inversiones en Francia:
Principales grupos

Capital Testigos de Jehová 150 millones de euros

Soka Gakkai Francia 36,59 millones de euros

AMORC 21,34 millones de euros

Mahikari Francia 9,15 millones de euros

En ese mismo libro se menciona que los líderes de estas sectas actúan como “hombres de negocios” y luego ya convertidos en notables, se infiltran en la alta sociedad y en las esferas de poder. Para Anne Fournier y Catherine Picard el ejemplo más espectacular de esta infiltración es el de Daisaku Ikeda, líder de la Soka Gakkai y anfitríón de Lourdes Flores, que financia al ex presidente Mijail Gorvachov y ha llegado a escribir con él un libro por la paz

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: