#Argentina: Discapacitada se negó a ser transfundida y la justicia avalo su pedido | Red LibreMentes

#Argentina: Discapacitada se negó a ser transfundida y la justicia avalo su pedido

martes 18 Ago 2015 | 12:21

ROCA (AR).- Un sanatorio privado de Roca finalmente tuvo que aceptar la decisión de una joven discapacitada, quien había pedido expresamente no recibir ningún tipo de transfusión sanguínea por ser Testigo de Jehová.

La Justicia entendió que no existe ningún tipo de impedimento para que ella tome “directivas anticipadas en relación a su propio cuerpo”. La joven no fue transfundida y finalmente recibió el alta médica, según informaron fuentes judiciales.

El 10 de julio el sanatorio Juan XXIII a través de su abogado elevó un recurso ante la jueza de Familia Moira Revsin. Allí se expresaba que la joven, de 25 años, presentaba un cuadro de “anemia severa con riesgo de vida por lo que se requiere de una transfusión de sedimento globular urgente”.

En el escrito se indicaba que la joven es testigo de Jehová y que además cuenta con un certificado de discapacidad por una enfermedad congénita (síndrome de Proteus). A partir de esa situación el apoderado de la clínica expresó que “no es posible obtener por parte de la paciente una manifestación de voluntad que permite entender que adopta una decisión de descreimiento, intención y libertad respecto a la práctica médica indicada (transfusión sanguínea)”.

Lo llamativo del caso es que el escrito aclara que se consultó a la paciente y “como no comprende la explicación que se le brinda”… “se optará” por realizar la transfusión puesto que no existía ningún tipo de presentación legal previa que decida sobre su vida.

Como primera medida se definió que la defensora de Menores e Incapaces se entreviste con la paciente tal cual lo establece la Convención sobre de Derechos de Personas Discapacitadas.

La joven ratificó a la defensora su intención “con total convicción” y le explicó que ella es testigo de Jehová que reconoce lo que dicen las escrituras en relación a la transfusión sanguínea y que está “absolutamente convencida que no es bueno para ella aceptar ese tratamiento médico”.

Revsin sostuvo que, si bien no se puede rechazar la posibilidad de que exista un problema cognitivo, lo que sí queda en claro es que la paciente es totalmente libre en su decisión y su convicción.

También consideró insuficiente argumento el hecho de que no hubiera presentado una certificación escrita que acreditara su fe religiosa, “exigencia que no surge de ninguna reglamentación ni del orden interno ni internacional a los fines de tener por cierta la fe religiosa que ella misma dijo que profesaba al momento de ingresar al nosocomio”. Y agrega que no hay motivos para no creer lo que dice la paciente y que resulta un acción claramente “discriminatoria” exigirle una certificación para dar cuenta de ello cuando no se le exige a ningún otro paciente de otras religiones.

FUENTE: http://www.rionegro.com.ar/diario/se-nego-a-la-transfusion-y-ordenaron-respetarla-7890009-9701-nota.aspx

————————————————————————————————-

Estos son los sintomas del síndrome de Proteus

 

  • Hemihipertrofia de las extremidades.
  • Tumores subcutáneos, que crecen hasta ser deformantes.
  • Macrodactilia.
  • Piel corrugada debido a su crecimiento excesivo.
  • Asimetría corporal.
  • Problemas cardíacos.
  • Cráneo con osificación blanda.
  • Problemas de columna (escoliosis, cifosis), pelvis y cadera.
  • Estrabismo.
  • Genitales anormales.
  • Manchas de color café con leche por todo el cuerpo. Verrugas.
  • Retraso mental (diagnosticado sólo en un 20% de los enfermos)

No todos los signos aparecen en un mismo individuo, puesto que el síndrome presenta una alta variabilidad de un individuo a otro.

Pronóstico y tratamiento

Es una enfermedad progresiva y, por el momento, incurable. El tratamiento es paliativo y suele consistir en la resección de los tumores deformantes o la amputación de miembros exageradamente desarrollados. Por regla general, tras las intervenciones suelen aparecer cicatrices queloides. Los pacientes que presentan trastornos cardiovasculares son tratados farmacológicamente. Si presentan neoplasias, esto acorta su esperanza de vida. El principal objetivo es mejorar la calidad de vida del enfermo, por lo que la asistencia psicológica forma parte del tratamiento, ya que es una enfermedad altamente deformante y el paciente necesitará ayuda para sobrellevarla.

Los niños afectados suelen nacer sin ninguna deformidad evidente, pero su variabilidad puede hacer que algunos recién nacidos ya presenten leves alteraciones en sus miembros. De cualquier manera, es común en todos que hacia el año o año y medio de edad aparezcan los tumores y el crecimiento de la piel y de los huesos, así como las manchas de color café con leche. La gravedad y la localización de estos crecimientos asimétricos varían ampliamente, aunque suelen darse en el cráneo, columna vertebral, pelvis, uno o más miembros, dedos y en las plantas de los pies. El desarrollo anómalo cesa en algunos individuos al terminar la pubertad. El crecimiento óseo puede detenerse, pero no así el de los tumores. Todo depende de cómo afecte específicamente la enfermedad a cada paciente.

Junto a las neoplasias, las trombosis y el tromboembolismo pulmonar favorecidos por malformaciones cardiovasculares son también causa de muerte prematura.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: