Asesinan y descuartizan a una maestra jardinera durante rito satánico | Red LibreMentes

Asesinan y descuartizan a una maestra jardinera durante rito satánico

Asesinan y descuartizan a una maestra jardinera durante un  rito satánico, Ocurrió en Santiago del Estero. Hay cuatro hombres y una mujer detenidos. Habrían hecho una ceremonia del culto umbanda.

 

Cuatro hombres y una mujer fueron detenidos en la provincia de Santiago del Estero, acusados de asesinar y descuartizar a una maestra jardinera durante un presunto rito satánico, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El cuerpo de la víctima, identificada como Fabiana Raimundi (38), fue encontrado ayer alrededor de las 7.15 por un docente rural en un camino vecinal de la localidad de Villa Robles, distante a 20 kilómetros al sureste de la capital provincial.

El docente se comunicó inmediatamente con la Policía para dar aviso de su hallazgo, por lo que poco tiempo después arribaron distintos efectivos de la fuerza y peritos forenses que constataron que los asesinos habían seccionado el brazo derecho, el maxilar inferior y ambos senos de la mujer.

Si bien en la escena encontraron signos de que el cadáver había sido arrastrado varios metros por perros callejeros desde una zona con vegetación hasta el lugar donde lo encontró el docente, los expertos descartaban, por el tipo de heridas que presentaba, que hayan podido ser efectuadas por los animales.

Asimismo, los médicos forenses observaron que la maestra jardinera tenía dos cortes en el parietal izquierdo, su cuero cabelludo fue arrancado y luego abandonado cerca del cadáver, y presentaba gran cantidad de incisiones en el rostro y en el resto del cuerpo.

Al lado del cadáver, se hallaron sus prendas de vestir de la mujer y otros efectos personales.

Detenidos. Luego de iniciadas las investigaciones, la Policía santiagueña detuvo en las últimas horas y como principal sospechoso a un remisero llamado Mario Rojas (37), con quien la víctima había mantenido una relación sentimental.

Según pudieron averiguar los pesquisas, cuando estaban en pareja la maestra lo denunció en diversas oportunidades por maltrato físico, por lo que incluso pesaba sobre Rojas una orden judicial que le prohibía acercársele, dijeron las fuentes.

La Policía detuvo también como partícipes del hecho a un amigo del remisero, identificado como Guillermo “Turco” Pereyra (27); a la esposa y el hijastro de éste, llamados Lucrecia Ledesma (34) y Luis Esteban Ledesma (18); y a un vecino de nombre Gabriel Brandán (19).

Tanto Pereyra como Lucrecia Ledesma son sospechosos de colaborar con Rojas para deshacerse del cuerpo, aunque no se descartaba que también hayan participado del ritual en el que fue asesinada.

Los detenidos permanecían esta tarde detenidos e incomunicados en la alcaidía de la Unidad Regional 2 de la ciudad de La Banda y el próximo lunes serán indagados por el juez interviniente en la investigación, Ramón Gómez, quien caratuló la causa como “homicidio agravado por alevosía y ensañamiento”.

El asesinato. Los investigadores tienen acreditado que la maestra jardinera, que vivía en el barrio Juramento de la ciudad capital santiagueña y era madre de dos niñas, se encontró con el remisero Rojas el pasado jueves, en cercanías de la Obra Social del Empleado Público Provincial (IOSEP), y nunca regresó a su casa.

Siempre según la pesquisa, horas más tarde Raimundi fue drogada, trasladada a una precaria vivienda de la localidad de Villa Robles y sometida a un ritual umbanda.

Los primeros datos brindados por los médicos tanatólogos a cargo de la necropsia indican que Raimundi pudo morir por la pérdida de sangre producto de una profunda herida inciso-cortante aplicada en el abdomen o a través de la asfixia mecánica.

Luego de finalizar con el rito, se sospecha que el cuerpo de la maestra jardinera fue trasladado por el propio Rojas en un Fiat Palio que utiliza para la empresa de remises de la capital en la que trabaja.

Lugar de rituales. Según dijeron los voceros, en el lugar donde descartaron el cadáver los vecinos suelen encontrar gallinas y otros animales descuartizados, presuntamente luego de haber sido utilizados en ceremonias del culto umbanda.

 

FUENTE http://www.lavoz.com.ar/noticias/sucesos/asesinan-descuartizan-maestra-jardinera-durante-supuesto-rito-satanico

 

El remisero mató a la maestra como agradecimiento a la secta umbanda

Lunes 18 de Junio de 2012 08:18:35 | Habría recurrido porque le hicieron “un mal” y como fue curado mató brutalmente a la mujer, a la salida de un motel santiagueño.

 

remisero asesino umbanda

 

 

Mario Rojas (37 años), vecino del barrio El Vinalar, había sido pareja de la maestra jardinera, Fabiana Raimundi Corral (38), durante unos cuatro años, pero la relación comenzó a dilatarse luego de que la docente habría sido agredida en reiteradas oportunidades.

Finalmente, la pareja se desunió.

De acuerdo con la investigación policial y las declaraciones de los sospechosos del atroz crimen de la maestra, desde ese momento, el remisero comenzó a bajar de peso (era corpulento) y habría caído en un estado de depresión.

En ese momento, habría aparecido un compañero de trabajo, a quien habría identificado como Guillermo “Turco” Pereyra, para hablarle de las bondades de participar de las reuniones del culto umbanda para encontrar soluciones para sus problemas.

Rojas habría asistido a los encuentros, donde los “líderes” le habrían dicho que “alguien” le había hecho un mal para que muriera “seco”; o sea, perdiendo peso de a poco.

Tras varias reuniones, el remisero habría comenzado a sentirse mejor y hasta habría comenzado a tener contactos nuevamente con su ex pareja.

Sin embargo, de acuerdo con lo que habría manifestado el remisero, la “mae” del grupo le habría indicado que, a cambio de los beneficios que iba recibiendo y para una cura total, debía matar a la persona que más quería para ofrecerla como “ofrenda” al dios del culto que pregonaban.

En este sentido, el remisero habría señalado a Lucrecia Ledesma como quien le hizo semejante indicación.

Y Rojas habría esperado el momento. Los investigadores supuestamente establecieron que el remisero busca a Raimundi en Belgrano y Juncal el jueves parado, alrededor de las 18, por pedido de la docente. De allí la traslada hasta el Iosep, donde compra órdenes para que pudiera hacer una consulta médica por una dolencia en el hombro.

Pero al no encontrar número en el consultorio, siempre en el remís de Rojas, se traslada hasta diferentes comercios en busca de regalos para festejar el Día del Padre.

Minutos después de las 20 del jueves, ambos habrían decidido ir a un motel de la zona de Boca del Tigre, en el norte de la ciudad capital . De acuerdo con la investigación, al parecer, el remisero y la docente mantenían encuentros esporádicos, aunque sin ningún compromiso.

La Policía habría secuestrado material fílmico del hotel alojamiento y habría determinado que salieron después de las diez de la noche.

Rojas habría contado que envió un mensaje de texto a “Turco” Pereyra para que lo esperara en la zona de Boca del Tigre. Ya lo habría decidido: supuestamente, había llegado el momento de “ofrendar la vida de quien más quería”.

De acuerdo con lo que habría manifestado la pareja de Pereyra, Lucrecia Ledesma, tras el mensaje, ambos ascendieron al remís de “Turco”. También lo habría hecho el hijo de la mujer, Luis (18), y un vecino, Gabriel Brandán, quienes también participarían de las reuniones del culto.

Antes de dirigirse a Boca del Tigre, la mujer habría comprado en una farmacia, pañales (para su hijo pequeño), dos jeringas, un anestésico y un sedante.

A la salida del motel, en una zona oscura, supuestamente, estaba el remís de Pereyra. Los cuatro ocupantes habrían descendido y se acercaron.

“¿Qué pasa?, ¿quiénes son estas personas?”, habría alcanzado a decir Fabiana cuando le habrían inyectado los sedantes para evitar que se resistiera, ya que era una mujer corpulenta.

La oposición de la víctima habría obligado a los sospechosos a propinarle una brutal agresión en el rostro y la zona hepática. Finalmente, terminaron asfixiándola y matándola.

El dilema de los investigadores es dónde Fabiana dio el último suspiro de vida: en la zona cercana al predio del Golf Club de la ciudad capital, donde arrojaron las jeringas, o en el camino de Villa Robles, departamento Robles, donde fue encontrada al día siguiente. Por el momento, la causa es instruida por el juez del Crimen de Banda y Robles, Ramón Gómez.

De acuerdo con la investigación y de lo que habrían manifestado dos de los acusados, acostaron a la víctima en el piso del asiento trasero del remís de “Turco” Pereyra y la trasladaron hasta Villa Robles, donde se apoderaron de los regalos, el dinero y el celular de la víctima, mientras que la cartera fue destruida con fuego en inmediaciones de una escuela del barrio Borges.

El celular fue recuperado por la Policía. El aparato involucraría aún más a uno de los sospechosos, ya que lo entregó a un técnico. l

Quisieron dormir a la maestra y al no lograrlo la golpearon y asfixiaron

El primer análisis del cuerpo de Leda Fabiana Raimundi Corral permitió establecer que intentaron adormecerla, pero como ella se resistía, recibió una dura golpiza antes de que fuera asfixiada.

Según confiaron calificadas fuentes, el hallazgo de varias jeringas con una sustancia que sería un tipo de anestesia de uso local, hace suponer a los peritos que a la víctima le inyectaron una sustancia para dormirla.

Por su contextura física robusta, el efecto no habría sido el deseado por sus victimarios, por lo que ante la situación de peligro en la que se encontraba, evidentemente oponía resistencia.

En ese momento, le aplicaron golpes en el rostro con un elemento contundente, uno de los cuales le produjo la fractura del tabique nasal y una hemorragia.

Acto seguido, le dieron cuatro golpes de puño en el hígado, que tuvo como consecuencia una hemorragia interna.

Finalmente, la tomaron del cuello con las manos y apretaron fuertemente su cuello, con lo que sobrevino su asfixia por el cerramiento de las vías respiratorias y por la sangre que provenía de la hemorragia nasal.

Horrorosas heridas

En cuanto a las lesiones que presentaba en el rostro y el tórax, los forenses consideraron que se debieron a la acción de alimañas y perros vagabundos, pues en algunos huesos habían quedado marcas de dientes de caninos.

De todas maneras, no descartaban que se hubiera utilizado un elemento filoso para producir seccionamientos parciales en el cuerpo de la educadora.

En el curso de esta semana se harán otros estudios periciales que servirán para determinar en qué auto fue trasladada la mujer y qué tipo de sustancia se le colocó para adormercerla.

“Yo lo vi mientras Rojas la hincaba adentro del auto”, habría manifestado Ledesma

Lucrecia Ledesma, quien según los vecinos del barrio Francisco de Aguirre, se hacía llamar la “mae” del culto umbandista, sería una pieza clave para esclarecer el crimen y conocer detalles de cómo y por qué se asesinó a la maestra.

“Yo no tengo nada que ver”, habría repetido en varias ocasiones la noche del viernes. Sin embargo, cuando vio que había sido apresado su hijo de 18 años y su amigo, la mujer habría terminó “quebrándose”.

“Está bien. Yo fui al lugar porque Rojas nos llamó”, habría comenzado con su versión.

Tras coincidir con lo que habría manifestado Rojas en cómo fue agredida la víctima, la detenida habría añadido: “En el lugar, Rojas la tenía a la chica en el auto”. “He visto que él la hincaba con algo”.

Desde un principio se pensó que le desgarraron la carne del tórax y la cara con un elemento filoso. “Después regresamos y él siguió trabajando”, destacó.

Los investigadores sospechan que la detenida no tuvo un rol tan pasivo como ella lo habría manifestado. Sostienen que la mujer podría haber tenido las decisiones más trascendentes del hecho delictivo.

Fuentehttp://www.elliberal.com.ar/ampliada.php?ID=47129

 

El crimen de Leda, a un paso de ser enviado a juicio oral y público

El Superior Tribunal de Justicia habría rechazado otro recurso. Ayer, Leda hubiese cumplido 45 años.
thumb_529567ce7aEl-crimen-de-Leda
TEORÍA. Según los cargos, Leda fue muerta por los Ledesma, Brandán y Rojas.
Publicado el 27/11/2013 – La tragedia de Leda Fabiana Raimundi quedó a un paso de ser enviada a juicio oral, luego de que el Superior Tribunal de Justicia rechazara un recurso de casación interpuesto por la defensa de la mae Lucrecia Ledesma y de su hijo, Luis.
Así trascendió en los tribunales, en la misma jornada en que Leda hubiese cumplido 45 años. Fue asesinada el 15 de junio del 2012 en un camino entre Villa Robles y Beltrán.
Por su triste fin, permanecen detenidos Mario Rojas, Gabriel Brandán, Guillermo Pereyra, Lucrecia y Luis Ledesma, procesados tiempo atrás por el juez Ramón Gómez.
Posteriormente, todos los abogados apelaron la resolución. En ella, cuestionaron la falta de fundamentación al atribuírseles los hechos a sus clientes.
Por ejemplo, reprocharon que el magistrado no haya determinado quién fue el autor del crimen. Con los meses, la Cámara de Apelaciones rechazó los planteos y confirmó el fallo. De todos modos, la defensa de la mae y de su hijo, doctor Emiliano Aguirre, interpuso un recurso de casación ante el STJ.
Justamente, en los últimos días el máximo cuerpo provincial habría ratificado lo actuado por el juez, con lo cual el expediente debe bajar en estos días al juez de la causa.
Por ende, ahora la causa sería remitida a la fiscalía para que dictamine y requiera la elevación a juicio.
Una vez que Gómez cristalice este trámite, el expediente será enviado a una de las cámaras del Crimen.
La misma fijará una fecha de juicio que sería el primer semestre del 2014.
En el debate, los jueces develarán la trama de la historia, por la cual Leda apareció asesinada y literalmente desmembrada.
Todos los detenidos se acusan entre sí.
En lo que sí coinciden es en que muchos integraban grupos umbandas y que la impronta del asesinato conlleva tales matices.
Leda carecía de un brazo, fue muerta en el monte, tampoco jamás apareció su sangre y su ex novio la entregó a una mae umbanda.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: