Nestor Corsi alias el Profeta Kropp muy cerca de la cárcel | Red LibreMentes

Nestor Corsi alias el Profeta Kropp muy cerca de la cárcel

Juicio a Corsi: el socio del profeta Kropp aceptó el juicio abreviado

 

nestorcorsi1

 

10/04/2014 00:00

Por Redacción Día a Día

“Estoy de acuerdo con el juicio abreviado. Reconozco los hechos tal cual los ha dictaminado el fiscal”. Con estas palabras, Gustavo Rodolfo Raith –40 años y de profesión técnico electrónico– confesaba ser partícipe de un circuito comercial que tenía como fin vender supuestas vacunas contra el cáncer. La declaración aconteció ayer, en el que se suponía sería el primer día del juicio contra Néstor Corsi (alias “profeta Kropp”) en los Tribunales de Cruz del Eje. Su supuesto colaborador reconocía su participación en la red comercial encargada de vender y distribuir las “ampollas milagrosas”.

No había sido un día sencillo. El juicio oral y público había comenzado una hora y media más tarde de lo previsto. En los pasillos de Tribunales, una veintena de seguidores de Kropp mantenía una guardia estoica, sin pancartas, sin barullo. Cuando la Cámara Criminal y Correccional de Cruz del Eje daba comienzo al proceso, la defensa del profeta pidió la suspensión de juicio a prueba, recurso conocido como probation, lo que dilató aún más la resolución (ver “Corsi pidió…”).
Ni lerda ni perezosa, la Fiscalía solicitó desdoblar la causa. Si el de ayer no iba a ser el día del juicio al profeta, por lo menos comenzar con su supuesto colaborador. Fue entonces cuando el Ministerio Público Fiscal, representado por el fiscal de instrucción Sergio Cuello y la fiscal de cámara Haydée Gersicich, anunció el acuerdo para que sea un juicio abreviado, con una pena de hasta tres años y cuatro meses de prisión para Raith.

El hombre nacido en Crespo, provincia de Entre Ríos, reconoció su participación en nueve hechos delictivos que lo involucran con la venta de supuestas vacunas contra el cáncer a personas en extremo estado de vulnerabilidad. Y lo hizo sin sobresaltarse, con la misma actitud que los defensores del profeta esperaban el inicio del juicio.

Los primeros asistentes llegaron puntuales, a las 8, al edificio de Cruz del Eje. A las 9 –hora en la que debía comenzar el juicio–, ya había unas 15 personas esperando. La mayoría eran defensores de Kropp, entre los cuales circulaban historias mágicas de curación. Ángela Di Clerico fue una de ellas. La mujer contó que Corsi le diagnosticó la enfermedad sin siquiera revisarla. Tenía Lupus. Y que gracias a un tratamiento que éste le prescribiera –basado en limones, magnesio y vacunas– se había podido sanar.

“Todos tenemos el derecho a elegir cómo curarnos. No nos pueden decir quiénes sí y quiénes no. En esta causa tenemos que luchar todos porque Néstor no estafó a nadie”, contó.

A Corsi se lo vio muy delgado. Vestía una campera deportiva gris y blanca, con rayas negras. Consultado fugazmente por la prensa, se declaró inocente. El resto del tiempo permaneció en silencio.

Raith vestía una camiseta roja y se lo notaba mal dormido. Cuando le tocó el turno del juicio abreviado, respondió con amabilidad todos los datos solicitados por los camaristas Ricardo Py, Ángel Andreu y Nancy Ruth Menehem.

Según la investigación, el circuito funcionaba así: Corsi atendía a pacientes en estado terminal (la mayoría personas con cáncer) en el templo Pozo de Luz, de San Marcos Sierras. Aseguraba que las vacunas CNS629 –por él creadas y patentadas en Rusia– eran la cura. Entregaba un número de teléfono en el que figuraba un tal “Alexander Kiev” y prometía el envío de las dosis previo depósito bancario.

“El ardid consistió en crear una empresa virtual con el nombre Alexander Kiev a la firma Dolma S.A. cuyo apoderado era Rodolfo Raith. Análisis caligráficos realizados a la receta de un paciente determinaron que Raith y Alexander Kiev eran la misma persona. Las vacunas no se hacían en Rusia. Las etiquetas fueron encontradas en la computadora de Raith”, indicó Gersicich.

Del circuito comercial participaron además el padre y la madre de Raith a través del Laboratorio del Sol (que elaboraba las vacunas) y la Asociación Alejandro Magno (que las distribuía).

El abogado Oscar Giménez –defensor de Raith– pidió cambiar la figura de coautor a partícipe necesario. Es lo que queda abierto.

Pidió la probation y no se la dieron

Néstor Santiago Corsi, alias “profeta Kropp”, llegó al banquillo de los acusados a poco más de dos años de su detención, el 24 de febrero de 2012. Sin embargo, y pese a la expectativa por su juzgamiento por supuesto ejercicio ilegal de la medicina y estafas reiteradas en su predio Pozo de Luz, el hombre se retiró de la sala de audiencias de la Cámara Correccional y Criminal de Cruz del Eje sin ser juzgado.

Corsi llegó acusado de engañar a enfermos graves e incluso terminales, ofreciéndoles la cura contra el cáncer y otras afecciones con vacunas no autorizadas por la Anmat que él dice haber inventado y patentado en Rusia, elaboradas con veneno de hormigas y sales del oro.

¿Qué pasó? Antes de empezar, su defensor Marcelo Rinaldi solicitó la suspensión del juicio a prueba y ofreció reparar el daño ocasionado con mil a 14 mil pesos a los 18 damnificados citados en el expediente. También propuso trabajos comunitarios y tratamiento psicológico.

La fiscal de Cámara Haydée Gersicich consideró “inaceptable” el pedido y estimó improbable que la pena sea de prisión condicional. “De comprobarse el delito, las penas superan ampliamente el máximo de la condicional. Acá se ha tratado con personas en estado de vulnerabilidad extrema, ofreciéndoles tratamientos que les daban alguna esperanza”, señaló, y sentenció: “Si bien no podemos afirmar que estos tratamientos les hayan provocado la muerte, sí podemos decir que a muchos se les adelantó al darle un tratamiento inocuo”.

“En Argentina no está penalizada la medicina alternativa complementaria. Si necesito un masaje, no hace falta que vaya al quinesiólogo. Me lo puede hacer mi esposa, puedo hacer reiki o yoga. Si me duele la panza, puedo no ir al médico. Y optar por un curandero. No hay nada de malo en eso”, señaló Rinaldi.

13.40 el Tribunal anunció el rechazo al pedido de Corsi y como Rinaldi adelantó que presentará un recurso de Casación, el juicio se pospuso. Diez minutos después, sólo Rodolfo Raith y su abogado Oscar Giménez quedaban en la parte acusada. Corsi y Rinaldi se retiraron, y detrás de ellos la mayor parte del público presente, que se llegó hasta los Tribunales de Cruz del Eje para respaldar al supuesto profeta.

 

FUENTE:http://www.diaadia.com.ar/cordoba/juicio-corsi-socio-profeta-kropp-acepto-juicio-abreviado

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: