Proyecto Cuidados de la Salud Publica desde los medios de Comunicacion.

Cuidados de la Salud pública desde los medios de Comunicación.

Desde hace muchos años vemos como a través de los medios de prensa masivos se recomiendan y promocionan diversas pseudociencias o productos fraudulentos vinculados a la sanidad, esta operatoria se debe al desconocimiento en ciencias y sanidad de los comunicadores y muchas otras con negociados vinculados a la venta de espacios publicitarios que muchas veces son camuflados detrás de supuestas entrevistas o menciones.

Estas Pseudo Practicas o productos, carecen de fundamentos científicos y no tienen beneficios para la sanidad, son fraudulentos y atentan gravemente contra la sanidad pública.

Según el último Informe del Ministerio de Ciencia, Sanidad, Innovación y Universidades de España comenzó el análisis de 138 “técnicas” de las cuales 72 ya han sigo catalogadas como pseudociencias, las 66 restantes aún están siendo analizadas.

Técnicas que se consideran pseudoterapias (72):

 Análisis somatoemocional, análisis transaccional, ángeles de Atlantis, armónicos, arolo tifar, ataraxia, aura soma, biocibernética, breema, cirugía energética, coaching transformacional, constelaciones sistemáticas, cristales de cuarzo, cromopuntura, cuencos de cuarzo, cuencos tibetanos, diafreoterapia, diapasones, digitopuntura, esencias marinas, espinología, fascioterapia, feng shui, flores del alba, frutoterapia, gemoterapia, geobiología, geocromoterapia, geoterapia, grafoterapia, hidroterapia del colon, hipnosis ericksoniana, homeosynthesis, iridología, lama-fera, masaje babandi, masaje californiano, masaje en la energía de 1 los chacras, masaje metamórfico, masaje tibetano, medicina antroposófica, medicina de los mapuches, medicina ortomolecular, metaloterapia, método de orientación corporal Kidoc, método Grinberg, numerología, oligoterapia, orinoterapia, oxigenación biocatalítica, piedras calientes, pirámide vastu, plasma marino, posturología, pranoterapia, psicohomeopatía, psychic healing, radioestesia, rebirthing, sincronización core, sofronización, sotai, tantra, técnica fosfénica, técnica metamórfica, técnica nimmo de masaje, terapia bioenergética, terapia biomagnética, terapia de renovación de memoria celular (cmrt), terapia floral de California, terapia floral orquídeas, terapia regresiva.

Terapias aún en evaluación (66):

Abrazoterapia, acupresión, acupuntura, aromaterapia, arteterapia, auriculoterapia, ayurveda, biodanza, caballoterapia o hipoterapia, Chi-Kung o QiGong, constelaciones familiares, cromoterapia, crudivorismo, drenaje linfático manual, enfermería naturista, fitoterapia, Gestalt, hidroterapia, hipnosis natural, homeopatía, kinesiología, kundalini yoga, linfodrenaje, luminoterapia, macrobiótica, magnetoterapia, masaje ayurvédico, masaje estructural profundo, masaje tailandés, medicina naturista, medicina natural china, meditación, moxibustión, musicoterapia, naturoterapia, osteopatía, panchakarma, pilates, programación neurolingüística, psicoterapia integrativa, quiromasaje, quiropraxia, reflexología o reflexología podal o reflexoterapia, reiki, respiración consciente integrativa, risoterapia, sanación espiritual activa, seitai, shiatsu o shiatsu namikoshi, sonoterapia, tai chi, técnica Alexander, técnicas de liberación emocional, técnicas de relajación, terapia craneosacral, terapia de polaridad, terapia flores de bach, terapia floral de Bush, terapia herbal, terapia humoral, terapia nutricional, vacuoterapia, visualización, yoga de polaridad, yoga, zero balancing.

FUENTE:  https://www.conprueba.es/sites/default/files/multimedia/documentos/informe-exploratorio.pdf

El Gobierno de Francia a través de “Miviludes” en el marco de la ley “About Picard” sobre  organizaciones coercitivas y sus pseudo prácticas, en su informe anual también detalla una serie de pseudociencias:

En estos últimos años se puede observar el incremento de la venta de espacios a organizaciones coercitivas y gurús dedicados a captar personas enfermas en situación  de vulnerabilidad o bajo estado de ignorancia ofreciéndoles sanaciones mágicas a todo tipo de patologías físicas y mentales con supuestos elementos sagrados, agua bendita, rezos, alcohol en gel ungido etc…

La pandemia del Covid 2020, puso en evidencia el daño masivo que pueden generar los medios de comunicación cuando se mal informa intencionalmente, por falta de conocimiento o utilización política de temas sanitarios. Promoviendo sustancias toxicas como el clorito de Sodio no apto para consumo humano o productos fraudulentos para curar o prevenir el Covid. Además de campañas Anti vacunas, anti derechos y anti sistema sanitario, atentando gravemente contra la sanidad pública

A lo anteriormente mencionado podemos sumarle la promoción y recomendación de polvos con propiedades milagrosas que evitan la absorción de grasas con el claro objetivo de abusar de personas en situación de vulnerabilidad con trastornos alimenticios u obesidad.

En reiteradas oportunidades se han recomendado drogas prohibidas alucinógenas como la ayahuasca y el peyote para tratar enfermedades en rituales místicos dando por verdaderas sus propiedades curativas.

PROPUESTA:

Por tal motivo y con el fin de resguardar la sanidad mental y física de los televidentes, oyentes y lectores, solicitamos que se implementen medidas administrativas o legislativas para garantizar que la información y divulgación de temas sanitarios en los medios masivos de comunicación sean veraces y no perjudiciales para la sanidad pública. Pedimos la obligatoriedad de una dirección científica médica responsable de verificar y certificar el contenido que se difundirá previamente.

Para resguardar la ética profesional médica y la sanidad, solicitamos que se limiten los llamados PNT (Publicidad no Tradicional) a productos o practicas vinculadas a sanidad, estos deben realizarse a través de la publicidad convencional donde queda bien especificado que es una publicidad y no un consejo sanitario o acto médico por parte del comunicador.

En caso de incumplimiento de lo solicitado se podrá pedir una multa económica, retractación pública en el mismo espacio y tiempo dedicado para realizar las aclaraciones correspondientes para subsanar parte del daño cometido. Dicha aclaración deberá ser llevada adelante por científicos especializados del Conicet u otra institución pública, dentro de la norma se podría realizar una lista publica con las pseudo prácticas (pseudociencias) y productos fraudulentos para que el público y medios de prensa puedan consultar.

Esto no eximirá al medio en cuestión de  las acciones penales y civiles que podrían caberle por el daño cometido.

En esta reglamentación y cumplimiento de la misma podrían intervenir el Enacom, ministerio de Salud y Defensoría del público.

Pablo Salum

Red LibreMentes